Muchas veces después de terminar una relación de pareja vivimos un duelo interno. Una separación siempre es dolorosa, ya sea terminar con una pareja, perder un familiar o una amistad. Las separaciones son parte de nuestra vida cotidiana y, sin embargo, rara vez estamos preparados para ellas. Una separación es difícil, sobre todo si hacemos que nuestra vida sea completamente dependiente de otras personas, lo cual no garantiza felicidad y éxito en nuestra propia vida. 

Este artículo no se centrar en la separación en sí, sino en cómo enfrentar los sentimientos de soledad después de una separación. Si una relación -por la razón que sea- llega a su fin, estar solas o solos es particularmente difícil. 

En general, los cambios importantes en la vida cotidiana causan estrés y dolor. El dolor adicional de perder a un ser querido hace que sea más difícil acostumbrarse a estar sola o solo. 

¿Qué puedo hacer para sentirme menos sola/o después de una ruptura?

1. Tener paciencia y comprensión contigo misma/o y tu mundo emocional

Es importante comprender de dónde proviene tu sentimiento (excesivo) de soledad. ¿Podría ser que has sobre definido tu propia personalidad a través de tu relación con otra persona? ¿Realmente no sabes estar contigo? ¿Te importaba más el bienestar de tu pareja/amigo que el tuyo? Puede suceder que hayas cambiado en el curso de una relación sin darte cuenta y después de la ruptura apenas te reconoces. Así que ahora te enfrentas a la difícil tarea de estar lejos de la otra persona que fue parte de tu vida, desconectarte y redefinirte a ti mismo como una persona independiente. 

Esta tarea también es una gran oportunidad para ti. En lugar de tratar de ser el mejor compañero, el mejor amigo o el mejor hermano posible para otra persona, ahora puedes ser la mejor persona posible para ti. Se debe aprender a redirigir tu energía. No es tan fácil, pero un buen comienzo puede ser por ejemplo, “regalarte” conscientemente algo que siempre has querido o que siempre has querido hacer. Regálate algo bueno, o sea “regalonéate”

2. Lleva la estructura a tu (nueva) vida cotidiana

Nada es como era. Después de una separación, parte de la estructura cotidiana generalmente se rompe. Eso puede desorientarte un poco y es normal que ocurra al principio. Los seres humanos generalmente funcionamos con ciertas estructuras y rutinas en la vida cotidiana, por lo que no nos gustan los cambios repentinos para los cuales no estamos suficientemente preparados. 

Pequeños rituales en tu vida cotidiana pueden ayudarte a encontrar una nueva estructura. Estos pueden ser:

• Despierta y duerme a regularmente a la misma hora 

• Intenta por lo menos una vez a la semana hacer ejercicio físico. Ve al gimnasio o haz ejercicio en casa (hay excelentes aplicaciones y videos de YouTube para el entrenamiento en el hogar)

• Una meditación nocturna diaria te puede ayudar a dormir más relajadamente  

• Un planificador semanal en el que puedes registrar tus tareas y objetivos diarios, así como tus logros y recompensas.

• Una lista de reproducción de tu música favorita que puedes escuchar de camino al colegio, universidad o trabajo

• Cada día es un nuevo comienzo: la adaptación a un nuevo ritmo diario no ocurre de la noche a la mañana. Es una tarea que debes practicar todos los días.

3. “vive tu duelo”. No luches contra el dolor, simplemente acéptalo 

La angustia y los sentimientos de desesperanza y soledad son componentes importantes del proceso de separación. Así que trata de sentir conscientemente todas las emociones de la fase de separación en lugar de suprimirlas. Reconoce los pensamientos y sentimientos como parte de ti y parte de esta importante fase de tu vida. Este es tu dolor y puedes utilizarlo para conocerte mejor. Cuanto más consciente seas de tus propias emociones, más podrás percibir cómo los pensamientos y sentimientos negativos disminuyen con el tiempo. Es bueno sentir, pero también es bueno mostrarlo lo que sientes; estar enojado o triste o querer llorar son válidos, porque algo que fue importante para ti terminó. Es mejor pensar que este es un “dolor sanador” y no un “duelo de separación”, ya que debemos comenzar a eliminar la asociación negativa con éste proceso.

4. Sé paciente

Todos sufren por el término de una relación o amistad por diferentes períodos de tiempo. Algunos van directamente a Tinder después de unos días como solteros, otros se centran en sí mismos durante unos años antes de dejar que alguien nuevo entre en sus vidas. Y ambos están bien. No hay una regla que diga cuánto tiempo se debe llorar después de una relación o amistad que termina. Todos los procesos son distintos en las personas, por lo que puedes tomarte el tiempo que necesites para acostumbrarte a este nuevo estado. 

Sin embargo, si notas que a pesar que el tiempo pasa, te cuesta salir de ese estado, te cuesta sobrellevar un duelo muy doloroso y esto sigue afectando tu vida diaria, no te aísles ni evites a los demás. Intenta buscar ayuda en tus cercanos o ayuda profesional. Puedes escribirnos un correo a consultas@psicologia-online.cl 

5. Distráete 

Para no caer en un estado de impotencia, a veces hay que forzarse a ser activo. La soledad y la impotencia son sentimientos pasivos de los que a veces cuesta salir. Por otro lado, estímulos activos o un nuevo desafío que disfrutes te puede ayudar. Aquí hay algunos ejemplos que te distraerán de malos momentos:

• Aprende un nuevo idioma

• Comienza un nuevo pasatiempo: deportivo, musical o manual

• Amuebla o decora nuevamente tu casa si antes la compartías con tu ex

• Planifica un viaje. Atrévete a viajar solo o sola

• Practica el amor propio: date días de bienestar, ejercicios de atención plena y rituales para sentirse bien

Ten en cuenta que la distracción brinda resultados rápidos y visibles, sin importar cuán pequeños sean. No te desanimes y sé perseverante en ello. No olvides que estar solo o sola brinda muchas oportunidades también e incluso estando solos podemos trabajar en nuestro bienestar. Así que estar solo no significa estar solo, sino que puede significar libertad. Una libertad para hacer todo lo que quieras y una libertad para dejar todo lo que no quieres. Usa tu tiempo en solitario para concentrarte en ti mismo, probar cosas nuevas y conocerte a ti mismo.

© Ps. Zayra Antúnez 

Comparte

Aprender a estar sol@ después de una ruptura

Tiempo de lectura: 5 min
1
× ¿Cómo puedo ayudarte?